15 julio, 2020

Emergencia feminista

Desde COESPE MUJER decimos, ¡¡¡BASTA YA!!! y apoyamos la EMERGENCIA FEMINISTA del día 20S.

Desde COESPE Mujer y la COESPE en su totalidad, denunciamos las violaciones, agresiones, ASESINATOS, de mujeres y niñas/os que se están produciendo a pasos a agigantados.

Muchos quieren a las mujeres calladas y muertas. Ya no es suficiente la precariedad de nuestros trabajos, violencia económica sufrida a diario echando horas en los hogares, como camareras de pisos en los hoteles, cuidando a las personas mayores, a las hijas e hijos, sean familiares o no. Y al final, como consecuencia de un sistema de reparto injusto, que nos castiga, percibimos pensiones indignas.

Es necesaria una sociedad diferente con relaciones humanas diferentes. Para ello es imperioso implantar estrategias de prevención, de protección, que se hundan en la raíz del sistema patriarcal y lleguen hasta la copa del mismo. La más importante estrategia de prevención es la Educación en género, educación en igualdad tal y como el feminismo viene defendiendo; llevada a las escuelas, a la judicatura, a los servicios sanitarios, a los servicios de seguridad que atienden a las mujeres agredidas; a los medios de comunicación, que informan y desinforman; a la cultura del ocio, porque el entretenimiento que ofrecen rezuma machismo.

Educación en igualdad de la clase política. Que se están cubriendo de gloria.

Hacemos un llamamiento a la clase política y les exigimos que pongan en primer orden las estrategias de prevención, las soluciones para acabar con este goteo continuado de asesinatos de mujeres a manos de hombres con los que tienen o han tenido una relación. Ninguna mujer puede tomar decisiones sin un trabajo, sin techo y sin medidas eficaces de protección.

Son muchos nombres de mujeres y de seres queridos afectados. Todos ellos llevan el sello de la responsabilidad de un Estado que no está dando las respuestas adecuadas.

¡Ni un asesinato más!

Del mismo modo, hacemos un llamamiento a tantas mujeres que vivimos el 8 de marzo y a las que no también, para salir a protestar en masa, empoderadas ante tanto asesinato, apoyándonos las unas a las otras sin descanso, como nosotras sabemos hacer.

Se lo debemos a esas criaturas que ya no tienen madre, a esas madres que ya no tienen hijas, a esas hermanas que ya no tienen hermanas porque unos hombres, desde su posición de hombres, les quitaron la vida.

Ni un paso atrás.

Sin ninguna duda

el presente es nuestro

Y el futuro lo será.