7 abril, 2020

COMUNICADO 28 DE OCTUBRE

Estamos en un momento decisivo para la defender los derechos y libertades de la ciudadanía. El 10 de noviembre nuestro país encara de nuevo unas elecciones generales (las cuartas en 4 años), en la que todas y todos nos jugamos mucho.

La falta de voluntad política para llegar a acuerdos y formar un Gobierno de progreso, nos lleva a una situación vergonzosa y de desprotección para la clase trabajadora, pensionistas, dependientes, parados y otros colectivos, que quedan totalmente desprotegidos ante las políticas antisociales que se vienen practicando en los últimos años.

El bipartidismo implantado en España desde hace décadas y las políticas neoliberales que se llevan a cabo desde la Unión Europea, están resultando devastadoras. Pensiones de miseria, sueldos y trabajos precarios, tasas de paro de castigan especialmente a jóvenes y mujeres o la falta de ayuda a personas dependientes, no nos permiten tener una vida digna.

Por eso es tan importante acudir a las urnas el próximo 10 de noviembre, para defender los derechos y servicios conquistados y evitar la implantación de nuevas medidas devastadoras para el pueblo.

Un ejemplo de ello, es la pretensión del Gobierno en funciones, PSOE, de introducir en nuestro país una nueva reforma laboral que significará la pérdida de los derechos del trabajador y dar luz verde al despido libre y gratuito. La llamada “Mochila Austriaca” no es más que un modelo que, una vez más, beneficiará a las empresas y bancos en detrimento de la clase obrera.

Este modelo también es apoyado con el grupo parlamentario de Ciudadanos, lo que supone un gran peligro si se consigue respaldar tras las elecciones.

También debemos tener en cuenta lo que aconteció en pasado 4 de abril en Europa, un día negro para los pensionistas y trabajadores. En el Parlamento Europeo se aprobó el Reglamento del Producto Paneuropeo de Pensiones Individuales, PePP. Un Reglamento defendido por unos diputados que dicen representar al pueblo que les ha votado, pero que nos quitarán lo poco que nos queda para dárselo a los bancos, compañías de seguros y fondos de inversión.

Ésta no es más que otra Reforma del Sistema de Seguridad Social por manos de las coaliciones de derechas, en las que están los partidos españoles PP, Ciudadanos, PNV y PDeCat, que contaron con el apoyo del PSOE mediante su abstención, jugando al engaño de sus votantes y de los ciudadanos/as.

También somos conscientes de la falta de apoyo social de los sindicatos mayoritarios, que callan su postura frente a esta situación de riesgo para todas/os los trabajadores y futuros pensionistas.

Por todo ello, desde la COESPE apoyaremos a los partidos que han defendido nuestras reivindicaciones y que están trabajando por implantar políticas sociales que protejan a los ciudadanas/os de este brutal ataque capitalista.

El día 10 de noviembre es muy importante, nos jugamos nuestro futuro y el de las generaciones venideras. La amenaza de seguir con el bipartidismo, está más presente que nunca. Agrupemos nuestro voto en los que nos defienden, y demostremos que solo nos conformaremos con un Gobierno progresista, que sea del pueblo, y gobierne para el pueblo.

Seguiremos en las calles demostrando que este movimiento social nació para luchar por una pensiones públicas y dignas, y no morirá hasta conseguirlas.

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES SE DEFIENDEN.

Comisión de Portavoces.